ANN WIGMORE INSTITUTE – Mi experiencia en el Instituto de Alimentación Viva

ANN WIGMORE INSTITUTE – Mi experiencia en el Instituto de Alimentación Viva

img_12611-900x843

Desde que empecé mi recorrido en el mundo de la alimentación crudivegana, sabía que no tardaría en poner mis pies en Aguadilla, pueblecito costero en el oeste de la isla portorriqueña. La Dr. Ann Wigmore, pionera en el uso de la hierba de trigo y alimentación viva, y quien superó vía tratamientos naturales diversas enfermedades entre ellas cáncer de colon, construyó este arropador centro en un spot paradisíaco, para ofrecer a su estudiantes, no solamente conocimiento sobre este estilo de vida, sino la oportunidad de desconectar, encontrar la paz y reconectar. Largos paseos en la playa, prácticas de yoga al amanecer y nuevas amistades de todo el mundo unidos por una misma causa: querer avanzar en el camino de la salud.

De hecho, en el instituto coincidí con persones muy diversas, desde pacientes con sobrepeso, jovenes con enfermedades autoinmunes muy complexas, pacientes con cáncer y muchos compañeros que “simplemente” buscaban su espacio, momento para descansar y reconectar con ellos mismos,  en definitiva,  sanarse emocionalmente.

La filosofía del instituto, un estilo de vida 100% a base de alimentos vivos, va al son de mi filosofía COME LIMPIO, aunque sería su variante más puritana y a la vez más restrictiva y a la que recurro y pauto a mis pacientes con condiciones tan severas como enfermedades autoinmunes, obesidad, lupus y cáncer. Cuerpos con altos niveles de toxicidad y con gran necesidad de depuración.

Los días en el instituto empiezan a las 5:30 am para tomar un buen vaso de agua con limón y saludar el día con una clase de “gentle yoga” en la aula de la playa. (Desde el día uno encontré el sitio perfecto para mi mat, justo enfrente de la ventana abierta, y aun oscuro en el exterior escuchando la brisa y las olas del mar… uno de los despertares más ricos del mundo.) A las 7:15 nos reuníamos todos en la terraza del mar para la sesión de hierba de trigo: 60 ml de zumo para beber, espuma del zumo para aplicar en la cara como mascarilla, y con la ayuda de un conta-gotoas, una gota en cada ojo para limpiar la córnea y un chorrito en cada narina para destapar la nariz y eliminar sinusitis y mucosidad. Sí sí… hierba de trigo por doquier! Y debo confesar que no pude tomarla todos los días, algunos días se me hizo muy duro y tan solo pensarlo me provocaba náuseas. Según los instructores era síntoma de desintoxicación, así que escuchaba a mi cuerpo y no comía nada hasta que así lo sentía.

La primera clase es a las 7:30,  donde Lalita, Caroline, Belkis o Kaylash nos impartían lecciones diversas, desde clases de nutrición, de prácticas depurativas como los enemas, cómo usar el trampolín, clases de respiración, crecimiento personal, cómo adoptar el LFL (Living Food Lifestyle), como cultivar y germinar brotes y microverdes en el invernadero, preparaciones culinarias en la cocina…Un buen repertorio de aprendizajes, cada día de lunes a viernes desde bien temprano por la mañana hasta las 6 de la tarde.

Los profesores relucen vitalidad. Lalita de más de 60 años, es pura ternura con corazón de niña, y aún y su edad, a penas se le veía una canita. Kaylash, vegetariano desde nacimiento y crudivegano desde hace ya unas décadas, nos maravilló al confesarnos su edad.  Poco le falta para cumplir los cuarenta y puede presumir de un físico de veintitantos. Dos muestras claras del efecto antioxidante y rejuvenecedor de este estilo de vida.

Y llegados hasta aquí os preguntaréis… ¿Y qué te dieron de comer? La base de la alimentación viva según la Dr. Ann Wigmore es la sopa energética, una sopa vegetal cruda a base de hojas verdes, microverdes, germinados de legumbre, alga, rejuvelac y un poquito aguacate, y a la que se pueden añadir toppings como papaya, chucrut, apio, cilantro, copos de alga dulse, limón, salsa de jengibre y crema de lino o chía. Esta sopa es el desayuno, el primer plató de todas las comidas seguido de una ensalada hecha de brotes, microverdes, lechuga, chucrut y algún tipo de grasa saludable como guacamole, salsa con base de coco, o queso de semillas, Y sí, también es el plató único y principal para cenar, a veces acompañado de alguna cracker.

Resultado y objetivo de este tipo de alimentación: facilitar y aliviar la digestión, restaurar la flora intestinal, alcalinizar el organismo y ofrecer al cuerpo tal abundancia de micronutrición (minerales, vitaminas, enzimas activos, antioxidantes, agua y fibra) que éste no debe gastar tanta energía en transformar y absorber los alimentos y dispone de todas la herramientas para poder focalizarse en sanar y reparar los tejidos.

Resultado real y que yo misma experimenté: todo lo mencionado arriba MÁS, piel muy limpia y suave, pelo brillante y fuerte, desinflamación y pérdida de peso, flexibilidad, claridad y agilidad mental, y lo más reconfortante y lo que más agradezco es la reconexión conmigo misma, poder entender y gestionar bloqueos emocionales y ser capaz de expresarlos con gratitud y desde el amor a quienes iban dirigidos.

Todos tenemos algo en nuestro interior que trabajar,  puede ser un largo camino pero nunca es tarde, lo bonito es reconocerlo, abrazarlo y empezar a caminar. Una alimentación tan limpia, pura y viva te ayuda eliminar capas de protección que construimos para protegernos tras males experiencias y que ocultan nuestra verdadera esencia para que esta, vulnerable, no sea lastimada. Para mi una experiencia personal preciosa que me ha aportado sensación de liberación personal y radiar un poquito más mi verdadera luz.

Si estáis interesados en conocer más a cerca del curso no dudéis en escribirme a info@carlazaplana.com, como embajadora del instituto puedo daros mi recomendaciones y opiniones más personales de manera individual.

Solo espero que tras leer mi experiencia os haya inspirado a seguir un estilo de vida más saludable, prestarle más atención a los síntomas y señale con los que se expresa el cuerpo, en cómo éste se comunica con nuestra mente y sobretodo a aprender a amarnos un poquito más.

PD: otra confesión, a la segunda semana del curso ya estaba echando de menos el ajetreo. Con lo energética y serena que me sentía…el cuerpo pedía marcha! 😉

7 Comentarios
  • Avatar
    Delia
    Escrito a las 20:35h, 26 enero

    Hola.
    Gracias por compartir la información ya que he conocido hace muy poco este lugar y me ha despertado gran curiosidad. Yo sigo una dieta bastante vegana y estoy bien aunque algunos alimentos crudos me resultan Fuertes.

    Tengo una curiosidad más ya que aunque me gustaría pasar dos semana allí de momento no es posible.

    Cómo es el,uso del balancín? ¿Es el balancín clásico que se puede comprar en Decatlón, por ejemplo, o es una cama elástica y que se hace con este aparato…?

    Es una cuestión que me tiene muy intrigada

    Gracias por tu información.

    Un beso y agradecida de nuevo

    • Carla Zaplana
      Carla Zaplana
      Escrito a las 18:12h, 06 enero

      El balancín se propne usarlo unas 5 veces al día, saltando suavemente unos 5 minutos para movilizar y estimular tu sistema linfático. Creo que sí fácilmente lo puedes encontrar en el Decatlón.

  • Avatar
    Mónica
    Escrito a las 01:56h, 11 octubre

    Hola Carla,
    Mi pregunta es, no se si tendré tiempo de hacer las dos semanas de formación, crees que podría no hacer la primera y hacer sólo la segunda? Yo ya tengo formación de nutrición higienista y ya practico bastante el crudiveganismo, aunque no lo soy 100%.
    Gracias.

    • Info CZ
      Info CZ
      Escrito a las 02:23h, 06 noviembre

      ¡Hola Mónica!

      Gracias por escribirnos.

      Te recomendamos hacer las 2 semanas, además no sabriamos decirte si el instituto daría esa flexibilidad. Para ello es mejor que contacte directamente con el instituto.

      ¡Un abrazo!

  • Avatar
    Angelo
    Escrito a las 13:25h, 28 octubre

    Cuantos recuerdos vienen a mi mente de mi primer encuentro con este instituto. Fue un renacer y un gran privado estar y ser. Gracias por compartir. Bendiciones infinitas

    • Info CZ
      Info CZ
      Escrito a las 22:18h, 31 octubre

      Gracias Angelo por comparrtir tu experiencia con nosotros 🙂

      Nos encanta escuchar sus opiniones.

      ¡Un abrazo!

  • Avatar
    Dionicio Alberto
    Escrito a las 04:51h, 26 mayo

    Me parece muy interesante y me gustaría comenzar con los tratamientos mencionados; para así de esa manera aliviar mi fibrosis pulmonar y tratar mi estenosis aortica moderada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies