Blog

Muchas de las leches vegetales que encontramos en el supermercado están cargadas de ingredientes adicionales que uno no espera consumir; vitaminas de laboratorio, cantidades innecesarias de sal y espesantes conocidos por su efecto cancerígeno. En vez de volverte loco leyendo las etiquetas en busca de la más apropiada, haz tu propia leche. Sin duda la opción más fácil, sana y deliciosa!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
icon-angle icon-bars icon-times