Brotes, germinados y microverdes

Brotes, germinados y microverdes

Los brotes y germinados son la esencia de la alimentación viva. Se trata de vegetales y plantas en su estado primerizo. El proceso de germinación hace que la semilla incremente su valor nutricional de forma exponencial y que su digestión y capacidad de absorción sean mucho más fáciles.

 La actividad enzimática es cien veces mayor de la que encontramos en las frutas y verduras, gran parte de los carbohidratos se transforman en azúcares simples, las grasas en ácidos grasos, las proteínas en aminoácidos, el contenido de vitaminas es entre tres y doce veces más elevado y los minerales adaptan su forma orgánica (quelada), lo que facilita su unión química con los aminoácidos y que se absorban más fácilmente.

 

                                                   

Hacer tus propios germinados resulta tan rápido como económico. Las semillas germinadas que podemos encontrar de forma más común son las de alfalfa, trébol, pipa de calabaza, rabanito y brócoli. También podemos germinar cereales y legumbres como las lentejas, la quinoa o el alforfón.

 

                                                     

Aconsejo comer germinados de forma diaria, ya que son una bomba incalculable de nutrición viva y no hay excusa para no hacerlo, pues los podemos añadir a nuestros zumos y batidos verdes, ensaladas, sándwiches y como guarnición.

Tags:
,

Si te ha gustado este post, te podría interesar...

2 Comentarios
  • Avatar
    marcela
    Escrito a las 18:21h, 03 octubre

    Buenísimo

    • Carla Zaplana Nutricionista
      Carla Zaplana Nutricionista
      Escrito a las 22:26h, 03 octubre

      ¡Gracias Marcela!

      ¡Un abrazo!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies