Candidiasis Vaginal, ¿cómo combatirla?

Candidiasis Vaginal, ¿cómo combatirla?

La candidiasis es un condición de salud que afecta a miles de personas. Muchas de ellas ni son conscientes de ello ya que los síntomas no son tan específicos, suelen ser muy diversos y podrían estar ocasionados por otros problemas. La candidiasis la pueden sufrir tanto hombres como mujeres aunque de forma más común se identifica en las mujeres por sus molestias vaginales. Yo misma lo he sufrido y es muy, muy desagradable. En este artículo te cuento qué es y cómo tratarla para deshacerte de ella cuanto antes.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es una sobrepoblación de cándida — que es un hongo, Cándida Albicans, que tenemos naturalmente en el cuerpo en la boca, los intestinos y la vagina— y cuando esto ocurre puede ocasionar varios síntomas muy molestos en nuestro cuerpo como inflamación de barriga, gases, llagas en la boca, picores en la vagina, flujo vaginal de diferente consistencia, color y olor más fuerte.

Cuando nuestro cuerpo está en armonía, tenemos una flora bacteriana equilibrada y un sistema inmunológico fuerte, la cándida no supone ningún problema.

¿Por qué ocurre la candidiasis?

Existen varias razones por las que puede haber un incremento de este hongo en nuestro cuerpo, por lo que lo principal sería prevenir estas situaciones para evitar que ocurra. Lo que más afecta es el estrés, la ansiedad, llevar una alimentación alta en alimentos procesados y, sobretodo, azúcares refinados, disminución de defensas y tomar antibióticos o algún otro medicamento que altere nuestra flora intestinal.

Recuerda que tener cándida es normal, el problema es cuando ésta se encuentra en desequilibrio y empieza a causar problemas en nuestro organismo.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Cansancio frecuente y falta de energía
  • Ardor o comezón en área genital
  • Hongos en las uñas o en los pies
  • Aftas bucales
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Falta de concentración
  • Síndrome de colon irritable o inflamación y malestar abdominal (dolor intestinal o diarrea)
  • Antojos por alimentos muy dulces (azúcares) o harinas refinadas

Creo que tengo candidiasis, ¿ahora qué hago?

Si sospechas que tienes candidiasis porque identificaste que presentas algunos de los síntomas te recomiendo que consultes a un profesional de la salud que tenga conocimientos al respecto y pueda tratarte de la mejor forma y siempre considerando métodos naturales antes de acudir a los más agresivos o sintéticos. Puede ser que algunos de los síntomas se deban a otra condición por lo que es aconsejable tener un buen diagnóstico.

De forma general para tratar la candidiasis, lo principal es eliminar las causas de este sobrecrecimiento de cándida, por lo que es importante que disminuyas en lo posible el estrés, aprendas a gestionar tu ansiedad, te asegures de que llevas una alimentación más basada en la filosofía Come Limpio y en caso de que hayas empezado a tomar antibióticos termina todo el tratamiento – no es recomendable terminar un tratamiento con antibióticos antes de lo que tu médico te indicó o sin avisarle—.

Por lo que hace a la alimentación en específico, aquí te doy algunas guías, trucos y remedios más caseros:

1-Evita los carbohidratos refinados.

Los carbohidratos son necesarios para la salud, pero la idea es obtenerlos de fuentes naturales y saludables. Los azúcares (incluyendo mieles y siropes), las harinas blancas, los lácteos y el alcohol son los alimentos que más alimentan al hongo de la cándida, por lo tanto, cuando el consumo de estos alimentos se vuelve excesivo puede ocurrir una candidiasis. Lo ideal es dejar de darle de comer estos carbohidratos a la cándida, para que así se controle el sobrecrecimiento de forma más fácil.

Toma nota:

  • Los carbohidratos que te recomiendo comer son los granos integrales libres de gluten como la quínoa, el maíz, la avena y el trigo sarraceno, etc.
  • Evitar alimentos procesados en general será lo mejor para tu salud, pero sabemos que a veces no es posible eliminarlos por completo y en ese caso es importante leer etiquetas para asegurarte de que los alimentos que estás consumiendo no tienen azúcares añadidos y harinas blancas. Recuerda que el azúcar puede tener más de 20 nombres diferentes en la lista de ingredientes.
  • Elimina bebidas fermentadas como la cerveza, el vino y otras bebidas alcohólicas
  • Elimina también los lácteos ya que contienen azúcares simples.

Dependiendo de la severidad de la candidiasis es posible que debas excluir otros alimentos también por un periodo de aproximadamente 6 meses y después irlos reincluyendo en tu alimentación. Me refiero a alimentos como:

  • Tubérculos y otros vegetales ricos en almidones: patata, boniato/camote, calabaza, remolacha/betabel, zanahoria, etc.
  • Frutas dulces (índice glucémico medio a alto): plátano, mango, chirimoya, caqui, higos, melocotón/durazno, etc.

2-Incluye probióticos y alimentos saludables fermentados en la alimentación.

Los probióticos nos ayudan a poblar nuestra flora intestinal con microorganismos que promueven una buena salud. Muchos alimentos los contienen naturalmente y otros contienen prebióticos —que son alimentos que alimentan a las bacterias buenas—.

Alimentos con un buen contenido de probióticos son los fermentados como:

  • el chucrut
  • la kombucha
  • el kimchi
  • los yogures vegetales
  • el vinagre de manzana

En algunos casos podría ser recomendable consumir un suplemento de probióticos para ayudar a regenerara la flora intestinal más rápido, sobretodo si se ha hecho un tratamiento antibiótico. Asegúrate de comprar un probiótico con cubierta entérica, ya que este formato protege los probióticos del ácido del estómago que podría matarlos y así asegurando que lleguen vivos a los intestinos.

3-Mantén una sistema inmunológico saludable equilibrando tu salud mental y emocional.

Sabemos que “el estrés mata” y es uno de los factores que más desequilibra nuestro estado de salud.

Cada vez vemos más evidencias de que un estado emocional desequilibrado afecta directamente al estado de nuestra salud intestinal, que es el hogar de las bacterias intestinales, nuestra primera y más fuerte barrera protectora.

Para evitar el estrés lo mejor que podemos hacer es mantenernos activos de forma diaria y practicar ejercicios de relajación y/o meditar de forma constante. La candidiasis puede ocurrir cuando nuestras defensas bajan y tanto el deporte como prestarle atención a nuestra respiración nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

 

Remedios naturales para disminuir los síntomas de la candidiasis vaginal

Como ya hemos visto la alimentación tiene un papel muy importante en el control de la candidiasis. Habrá que eliminar aquellos alimentos que favorecen su proliferación y aumentar la cantidad de los que nos ayudan a depurar el organismo.

Pero al margen de los alimentos que nos ponemos en el plato, ¿a qué suplementos y otros métodos podemos recurrir?

  • Vinagre de sidra de manzana: a diferencia de otros vinagres, esta variedad es un potente antiséptico que actúa como depurador y nos ayuda a mantener el PH natural de la vagina y el equilibrio de las cepas bacterianas. Podemos hacernos duchas vaginales, (proporción ¼ taza de agua + 2 cucharadas de vinagre). Lo haremos una vez al día, siempre vigilando que no nos provoque irritación. Si sentimos que nos escuece ligeramente, dejaremos de hacerlo.
  • Extracto de semilla de pomelo: tiene grandes propiedades antimicrobiales y antifúngidas y se ha demostrado que obtiene grandes resultados a la hora de combatir el sobrecrecimiento de la Candida Albicans. Es más eficaz tomarlo en forma líquida disuelto en agua o zumo. Añadiremos 10 gotas al agua, 2 veces al día, durante dos días. Seguiremos con 15 gotas en el agua 3 veces al día hasta que haya remitido.
  • Árbol del té: el aceite esencial de este árbol es un potente antifúngico efectivo para eliminar hongos y bacterias. Podemos encontrar supositorios vaginales en tiendas especializadas o herbolarios, o podemos preparar un solución de aceite de jojoba con unas gotas de aceite de árbol del té (proporción 4/1), mojar con él un tampón e introducirlo en la vagina.
  • Yogur: nos aporta bacterias probióticas beneficiosas. Nos lo podemos aplicar tópicamente con un tampón, introduciéndolo en la vagina y dejándolo actuar unas dos horas. También podemos aplicarlo en la parte más externa, como si se tratara de una pomada. Asegúrate, sin embargo, de que es un yogur natural, sin edulcorantes o sabores y que no ha sido tratado con calor.

 

Bebida isotónica anti-Candida – Receta Casera

Así que, pensando cómo incorporar algunos de estos ingredientes a nuestro día a día y tomarnos nuestra propia “medicina” de una manera agradable, te comparto mi tónico especial para estas ocasiones:

Ingredientes:

  • 200 ml de agua mineral
  • 50 ml de vinagre de sidra de manzana sin pasteurizar
  • 15 gotas de extracto de semillas de pomelo
  • 1/4 cucharita de canela en polvo
  • Stevia, para endulzar (opcional)

Se puede ir tomando esta bebida a lo largo del día y la recomiendo sobre todo antes de ir a dormir, momento en que nos tomaremos también las cápsulas de probióticos.

 

Conclusión…

La mejor manera de controlar las infecciones de levadura es escogiendo una alimentación saludable basada en vegetales, sin productos procesados ni aditivos químicos y, sobre todo, libre de estrés, ya que los nervios nos debilitan las defensas y hacen que se produzcan desequilibrios bacterianos en el organismo. Siguiendo estas pautas conseguiremos un ambiente en el que las infecciones de hongos estarán bajo control y nos sentiremos más sanos y energéticos.

Seguir una alimentación Come Limpio puede ayudarte a prevenir muchas condiciones de salud, incluyendo la candidiasis. Si sientes que necesitas una ayuda o guía más personalizada puedes escribirme a info@carlazaplana.com para realizar una sesión privada conmigo.

Bibliografía:

-Kearney T. W. Gunsalus, Stephanie N. Tornberg-Belanger, Nirupa R. Matthan, Alice H. Lichtenstein, Carol A. Kumamoto. Manipulation of Host Diet To Reduce Gastrointestinal Colonization by the Opportunistic Pathogen Candida albicans. mSphere. 2016 Jan-Feb; 1(1): e00020-15.

-James J DiNicolantonio, Amy Berger. Added sugars drive nutrient and energy deficit in obesity: a new paradigm. Open Heart. 2016; 3(2): e000469.

 

Si te ha gustado este post, te podría interesar...

3 Comentarios
  • Avatar
    guadalupe
    Escrito a las 02:41h, 19 marzo

    eres la mejor yo por eso te sigo y sigo tus consejos mil gracias mi dios te bendiga carla zaplana 💖

  • Avatar
    Laura Lopez
    Escrito a las 05:47h, 19 marzo

    Hola …el cafe en polvo?..y si no consigo las gotas de pomelo? Funciona sin ese ingrediente?

    • Equipo CZ
      Equipo CZ
      Escrito a las 06:09h, 24 abril

      ¡Hola Laura! No se usa café, por «cafe» Carla se referia al tamaño de la cucharadita, en el artículo lo pone refiriéndose a canela en polvo y cantidad, cucharadita. Y si no se agrega el extracto de pomelo, puedes seguir tomándolo igual, pero que busca en amazon y seguro lo encuentras. 😉 ¡Saludos!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies