¿Cómo Despertar la Intuición?

¿Cómo Despertar la Intuición?

Despertar la Intuición

Descubre 5 consejos para conectar con tu intuición.

Todos los grandes maestros, todas las personas de éxito, todos los individuos que aseguran haber cumplido sus sueños, comparten algo: han escuchado su intuición para recibir el conocimiento, tener éxito o cumplir un sueño.

En inglés, la expersión “listen to your gut” es muy común en la era actual. Cuando somos demasiado racionales, nos dejamos llevar por la mente. Cuando somos demasiado sentimentales, nos dejamos llevar por el corazón. Pero la sabiduría se encuentra, en realidad, en nuestras entrañas. En esa
sensación tan misteriosa y extraña que sentimos en la boca del estómago. Nuestra intuición, nuestra voz interior.

¿Qué es la intuición?

La intuición es, por lo tanto, una sensación. No se puede definir con palabras. No se puede trasladar al papel lo que es. Intuir es algo muy íntimo y personal. Es una energía que nos atrae hacia un lugar. Hacia algo que realizar.

No sabemos de donde viene, no sabemos porque nos atrae tanto, pero sabemos que es lo adecuado.
Que escuchar su lenguaje misterioso y encriptado es la solución. No son las palabras quien nos guían, son las sensaciones y su energía.

Beneficios de conectar con esta maravillosa capacidad:

Aunque para muchas personas pueda parecer una locura seguir la intuición, este acto tiene efectos muy positivos en nuestra vida:

– nos alinea con nuestro propósito vital,
– nos permite desarrollar una nueva habilidad,

– nos permite transitar nuevos caminos y explorar lo desconocido,
– genera chutes de dopamina y endorfinas,
– nos motiva, inspira y conecta con la creatividad,
– nos humaniza, enraíza y equilibra…

Conectar con la intuición puede devolvernos la salud física, mental y emocional. Lo único que necesitamos es una cosa: atrevernos a sentirla, escucharla y seguirla.

 

5 herramientas para conectar con tu intuición.

Existen diferentes prácticas para desarrollar y conectar profundamente con la intuición. Hoy comparto contigo cinco:

– Pasa tiempo en soledad y silencio:

estar sólo y en silencio es una de las formas más efectivas de conectar con la intuición. Cuando nos aislamos unos momentos, nos alejamos del parloteo exterior y de todos sus condicionamientos. Al estar en un lugar apartado y silencioso, dejamos que nuestra mente se aquiete para percibir con mayor claridad todo aquello que no solemos escuchar. En el silencio, se encuentran todas las
posibilidades y realidades: cuando empezamos a familiarizarnos con él, aprendemos a escuchar su lenguaje.

– Practica alguna disciplina espiritual:

prácticas como el yoga, el pranayama, el tai chi o la danza espontánea, por ejemplo, permiten que tu
intuición se despierte y despliegue. A través de la conexión con el momento presente, a través del enfoque de nuestra mente, calmamos el flujo de los pensamientos y podemos ver las cosas con más
discernimiento. Esto nos ayuda a tomar mejores decisiones.

– Come limpio:

los nutrientes que le das a tu cuerpo influyen profundamente en tu capacidad para ser intuitivo. Si el organismo está embotado con muchas toxinas, es muy complicado conectar con nuestra
parte más divina. La energía no fluye correctamente, los canales energéticos no pueden transmitir correctamente la información y esto nos aleja de nuestra voz interior. Una alimentación natural, simple, limpia y colorida trae pureza y paz al cuerpo, serenidad y estabilidad a la mente, vida y energía a la intuición. Cuanto más ligeros nos encontramos, más fácil es escucharnos.

– Conecta con tu respiración:

la respiración es otra herramienta muy interesante para conectar con la intuición. Es nuestro anclaje. Las técnicas de respiración no sólo permiten sosegar la mente, también purifican el cuerpo y eliminan el miedo. Cuando un ser ya no tiene miedo, está listo para transitar por lo desconocido y escuchar lo divino.

– Sal de tu zona de confort:

hacer cosas diferentes, poco habituales, “anormales”, nos ayuda a relacionarnos y entender mejor lo inexplorado y el vacío. Cuando no sabemos qué es lo que ocurrirá después, porque nos encontramos en una situación nueva y completamente diferente, somos como forasteros. La vida nos obliga a mirar hacia dentro para tomar el rumbo correcto. En esos momentos, ni la razón, ni el corazón nos pueden ayudar. Sólo la intuición nos puede salvar.

 

Cada vez que sientas, que palpes, que experimentes una sensación desagradable en tu cuerpo, una contracción o miedo, significa que no estás conectado con tu intuición. Significa que debes volver a escuchar tu voz interior. Esa sensación tan íntima e individual, que nadie podrá comprender jamás.

Sin comentarios todavía.

Los comentarios están cerrados.