Grasa Trans y la lucha de la OMS contra ellas

Grasa Trans y la lucha de la OMS contra ellas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sacó la semana pasada una declaración donde constataba que urge eliminar el uso de grasas trans y grasas saturadas en la preparación de alimentos.

Para lograrlo, la OMS estableció directrices con recomendaciones en el consumo y uso de grasas saturadas y grasas trans, con las cual se elimine el uso de grasas trans a nivel mundial para el 2023 y así se puedan salvar alrededor de 10 millones de personas (según la OMS) que se veían afectadas por el consumo excesivo de estas grasas.

Las guías propuestas por la OMS todavía están en revisión por expertos en el tema y serán publicadas oficialmente una vez que se aprueben por el Comité de Revisión de Directrices de la OMS. Estas recomendaciones serán para uso público de directores de programas de salud y otras personas encargadas de realizar campañas de salud en distintos países.

¿Por qué se trata de una noticia importante?

Las grasas trans o ácidos grasos trans son grasas que se producen en la industria de alimentos a través de la hidrogenación parcial de ciertos aceites; esto quiere decir que se cambia la estructura química de los aceites para que cambien de su forma líquida a una forma sólida (de una estructura química llamada cis a otra llamada trans, de ahí su nombre). Normalmente se utilizan estas grasas en productos procesados como donuts, pasteles, pizzas, galletas, margarinas, mantecas vegetales, etc. Naturalmente también se pueden encontrar estas grasas en leches y carnes de algunos animales. El problema principal de estas grasas es que aumentan los niveles de colesterol malo (LDL) y están altamente relacionadas con el desarrollo de enfermedades crónicas.

Las grasas saturadas, también están en el punto de mira de la OMS, la cual está velando por intervenir y afectar en una reducción de su consumo y uso en la industria de alimentos. Los ácidos grasos saturados se encuentran principalmente en productos de origen animal como la mantequilla, leche, carne, yema de huevo, y entre algunas grasas vegetales como el aceite de coco, manteca de cacao y aceite de palma. El excesivo consumo de este tipo de grasas está directamente asociada con enfermedades cardiacas, diabetes, hipertensión, etc.

El problema con estas grasas es que su uso en productos procesados, restaurantes e incluso en la preparación de alimentos en casa se ha excedido y está contribuyendo negativamente al desarrollo de las enfermedades que causan un mayor número de muertes a nivel mundial: enfermedades crónicas no transmisibles.

Las enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión, obesidad, etc.) son causantes del 70% de las muertes totales que se producen en el mundo, según la OMS. Lo más triste es que estas enfermedades suelen ser causadas por malos hábitos de salud (como fumar cigarrillos, tomar alcohol en exceso, llevar dietas poco saludables, no realizar actividad física, etc.) y son altamente prevenibles al llevar estilos de vida adecuados, como seguir una estilo de alimentación COME LIMPIO.

A pesar de esto, muchas personas siguen realizando actividades que las ponen en riesgo de desarrollar estas enfermedades crónico-degenerativas por tanta confusión que hay en los medios sobre qué dieta es la más saludable. (Dietas como la Atkins y ciertas versiones de paleo, contienen elevadas cantidades de estas grasas) y por el trabajo que les cuesta cambiar hábitos que han tenido toda su vida. Estas personas seguro se verían muy beneficiadas de campañas que establezcan directrices como los que propone la OMS.

¿Ganará la OMS la batalla contra estas grasas?

Esperemos que sí. Sin embargo, no tenemos que esperarnos a que la OMS publique oficialmente estas directrices o a que se forme una campaña de salud en nuestro país en contra de estas grasas. Nosotros tenemos el poder de elegir lo que comemos todos los días.

Si estás leyendo esto es porque eres de esas personas a las que les interesa mejorar su salud para tener una vida con menos enfermedades y vivir plenamente los años que vas a vivir. Seguramente también estarás familiarizado con la filosofía Come Limpio que te puede servir como base para saber qué alimentos te ayudarán a combatir enfermedades y te llenarán de energía y qué alimentos o productos deberías evitar porque son dañinos para tu salud y deterioran tu calidad de vida.

Cuando hablamos de comer limpio, nos referimos a comer más alimentos frescos y enteros, sobre todo de origen vegetal, como nos los ha dado la madre naturaleza, en vez de ingerir alimentos procesados. Al disminuir el consumo de alimentos empaquetados y procesados estamos limitando también la ingestión de grasas trans y grasas saturadas.

Además, aunque la OMS gane esta batalla y se elimine el uso de grasas trans y saturadas en la elaboración de alimentos procesados, lo más seguro es que la industria de alimentos añada químicos a estos alimentos para potenciar los sabores y no perder ventas. Por lo tanto, no podemos confiar en que todas las compañías productoras de alimentos procesados van a ofrecer productos más frescos y saludables.

Recuerda que tú tienes el poder de elegir qué poner en tu plato. ¡Come Limpio!

Si quieres indagar un poco más sobre las grasas y aceites, te recomiendo leer el siguiente artículo: Aceites vegetales… ¿buenos o malos?

Bibliografía:

-Noticia: New York Times. Trans Fats Should be Eliminated Worldwide by 2023, W.H.O. Says. URL: https://www.nytimes.com/2018/05/14/health/trans-fats-who-ban.html?rref=collection%2Fsectioncollection%2Fhealth&action=click&contentCollection=health&region=rank&module=package&version=highlights&contentPlacement=1&pgtype=sectionfront.

-World Health Organization (WHO). Call for public comments on the draft WHO Guidelines: Saturated fatty acid and trans-fatty intake for adults and children. 2018. URL: http://www.who.int/nutrition/topics/sfa-tfa-public-consultation-4may2018/en/.

-American Heart Association. Trans Fat. Última actualización: 24 de marzo de 2017. URL: https://healthyforgood.heart.org/eat-smart/articles/trans-fat.

-Organización Mundial de la Salud (OMS). Enfermedades No Transmisibles. 21 de junio 2017. URL: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/noncommunicable-diseases.

Sin comentarios todavía.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies