La dieta Cetogénica… ¿Qué dice la ciencia?

La dieta Cetogénica… ¿Qué dice la ciencia?

La dieta cetogénica está ganando popularidad ya que con “poco esfuerzo” la gente lograr bajar grandes cantidades de peso, sobretodo, grasa. ¿Pero, qué tan saludable es?

Una dieta cetogénica adquiere su nombre, ya que a través de la alimentación haces que el cuerpo entre en cetosis. Para entender qué es la cetosis debes saber que el cuerpo principalmente se alimenta de glucosa (carbohidratos) y, cuando lo privas de su fuente principal de energía, empieza a alimentarse principalmente de cuerpos cetónicos o cetonas, que se producen cuando se oxida la grasa; es decir, entra en cetosis. (1)

El cuerpo es maravilloso y desarrolló este proceso por si en algún momento de la vida hay una escasez de alimentos. Esto quiere decir que tu cuerpo no es malo contigo al reservar grasa, sino que lo hace para que tenga con qué alimentarse en tiempos de hambruna. Actualmente hay un exceso de alimentos densamente calóricos y de fácil acceso y esto hace que sea más fácil acumular grasa corporal y subir de peso.

La cetosis puede ocurrir con un ayuno o consumiendo alimentos con un bajo aporte de carbohidratos (menos de 20 g de carbohidratos al día). (1) Los alimentos de origen animal suelen contener una cantidad mínima o nula de carbohidratos, es por eso que la dieta cetogénica suele basarse en un alto consumo de este tipo de productos.

Al momento todo suena increíble respecto a llevar una dieta cetogénica, pero ¿cuáles son los pros y contras?

PROSCONTRAS
  • Una vez que entras en cetosis, se utiliza la grasa como principal fuente de energía.
  • Durante los primeros días, el cuerpo obtiene glucosa a través de la gluconeogénesis de amino ácidos, por lo que es probable que también pierdas masa muscular.
  • Cuando entras en cetosis, el apetito disminuye lo que también hace que comas menos y bajes más de peso.
  • Los carbohidratos se encuentran disponibles en la mayoría de los alimentos, por lo que resulta difícil mantener esta dieta a largo plazo.
  • Es un método efectivo a corto y mediano plazo.
  • No hay evidencia científica contundente que compruebe ser un buen método para perder peso a largo plazo.
  • Realmente no hay un límites en las cantidades que se pueden comer de alimentos sin carbohidratos – más grasas y proteínas. (Aunque como lo mencionamos anteriormente, la falta de apetito suele ayudar a comer menos)
  • Normalmente, los alimentos más comunes son los de origen animal, los cuales tienen toxinas, hormonas otras sustancias con efectos nocivos para la salud. Además, al eliminar la mayoría de frutas y verduras de la dieta, se han visto deficiencias de nutrientes indispensables para la salud que solo se encuentran en estos alimentos.

 

La tabla anterior muestra solo algunas de las ventajas y desventajas, sin embargo, es importante profundizar sobre algunos de los riesgos de este tipo de dietas.

La dieta cetogénica se ha visto relacionada en algunas ocasiones con los siguientes efectos adversos: (2)

  • Falta de concentración y memoria
  • Problemas para dormir
  • Dolores de cabeza
  • Diarrea/estreñimiento
  • Taquicardia
  • Dolores musculares
  • Mareos
  • Muerte repentina

Además, un estudio publicado en el British Journal of Nutrition en el 2013, evaluó los efectos la dieta de 247 pacientes que llevaron una alimentación baja en carbohidratos. Se encontró que este tipo de dieta alteró la función arterial, ya que hubo una disminución en el flujo sanguíneo. Eso significa que las dietas bajas en carbohidratos aumentan el riesgo cardiovascular. (3) Esto probablemente ocurre debido a deficiencias de nutrientes, como el selenio, y al alto consumo de grasas y proteínas de origen animal, que en algunas ocasiones aumentan los niveles de colesterol en las personas que realizan estas dietas independientemente de la pérdida de peso.

Las dietas bajas en carbohidratos que se enfocan en el consumo de productos de origen animal, también se han visto relacionadas con un mayor número de muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer. (4)

Debido a estos efectos negativos de la dieta cetogénica hay que tener cuidado al hacer este tipo de dietas y siempre acudir con un profesional de la salud para evitar dañar nuestro cuerpo.

Dieta cetogénica vegana, ¿es mejor?

Muchas veces el problema de la dieta cetogénica es el excesivo consumo de grasas y proteínas de origen animal como carne, pollo, pescado, embutidos, etc. Estos productos muchas veces suelen llenarnos de toxinas  y hormonas que provocan desequilibrios en nuestro cuerpo y pueden desencadenar enfermedades crónicas.

Hay una variación de la dieta cetogénica o baja en carbohidratos, donde se consumen únicamente alimentos de origen vegetal. Esto es bastante restrictivo, ya que los alimentos basados en plantas suelen tener una concentración de carbohidratos mayor, por lo que los alimentos principales que se consumen para lograr que la dieta sea baja en carbohidratos son aguacates, nueces, semillas, algunas verduras, soya (tofu o tempeh), carnes o embutidos vegetales procesados, aceites, etc.

Este tipo de dieta cetogénica vegana fue evaluada en el 2009 por unos investigadores de un hospital en Toronto, Canadá. A pesar de que la muestra de pacientes fue pequeña y la duración del estudio fue corta, los resultados mostraron que este tipo de dieta tuvo una reducción en la mortalidad por cualquier causa en comparación a una dieta baja en carbohidratos consumiendo productos de origen animal, donde sí aumenta la mortalidad por cualquier causa. (5)

A pesar de los favorables resultados del estudio anterior, es mucho mejor llevar una alimentación basada en plantas y alimentos naturales, que una alimentación vegana alta en productos procesados.

 

Entonces, ¿es bueno hacer una dieta cetogénica?

En conclusión, la dieta cetogénica tiene varios beneficios, sobre todo relacionados a la pérdida de peso, pero no es porque la dieta en sí sea saludable sino porque la pérdida de peso en personas con sobrepeso u obesidad siempre traerá beneficios.

Si estás interesado en bajar de peso o mejorar tu salud, es recomendable cambiar tus hábitos y empezar a seguir una filosofía COME LIMPIO en vez de hacer una dieta que probablemente te traerá más problemas en el futuro. Consumir alimentos más naturales y basados en plantas, así como disminuir notablemente el consumo de alimentos procesados, hará que logres tener a un peso adecuado sin mucho esfuerzo, logrará que te sientas con más energía, más feliz y mejorará tu salud a corto y largo plazo.

Bibliografía

  1. Paoli A. Ketogenic Diet for Obesity: Friend or Foe? Int. J. Environ. Res. Public Health 2014, 11, 2092-2107.
  1. Bank IM, Shemie SD, Rosenblatt B, Bernard C, Mackie AS. Sudden cardiac death in association with the ketogenic diet. Pediatr Neurol. 2008 Dec;39(6):429-31.
  1. Merino J, Kones R, Ferré R, et al. Negative effect of a low-carbohydrate, high-protein, high-fat diet on small peripheral artery reactivity in patients with increased cardiovascular risk. Br J Nutr. 2013 Apr 14;109(7):1241-7.
  1. Fung TT, van Dam RM, Hankinson SE, Stampfer M, Willett WC, Hu FB. Low-carbohydrate diets and all-cause and cause-specific mortality: two cohort studies. Ann Intern Med. 2010 Sep 7;153(5):289-98.
  1. Jenkins DJ, Wong JM, Kendall CW, Esfahani A, Ng VW, Leong TC, Faulkner DA, Vidgen E, Greaves KA, Paul G, Singer W. The effect of a plant-based low-carbohydrate («Eco-Atkins») diet on body weight and blood lipid concentrations in hyperlipidemic subjects. Arch Intern Med. 2009 Jun 8;169(11):1046-54.

Si te ha gustado este post, te podría interesar...

17 Comentarios

Los comentarios están cerrados.