Leches vegetales, ¿cuál es la mejor?

Leches vegetales, ¿cuál es la mejor?

Hoy en día el consumo de leches vegetales está creciendo tanto que prácticamente ya puedes obtener leche de
cualquier grano o semilla en la mayoría de los supermercados. Muchas veces vemos tantos sabores qué es difícil
decidir cuál es la leche vegetal más saludable.

Las leches vegetales se han vuelto más populares sobre todo por el crecimiento del vegetarianismo y porque la
mayoría de las personas son intolerantes a la lactosa y eso hace que se sientan muy mal al consumir leche de vaca.
Además no es muy buena idea tomar leche de los animales, ya que contienen diversas hormonas que alteran
nuestro organismo —aunque consumas leche orgánica, ya que para que las vacas o el animal del que estés
consumiendo la leche produzca leche, necesitan estar embarazadas y eso altera las hormonas— y además
acidifican el cuerpo lo que hace que perdamos algunos nutrientes para poder balancear el pH.
Si te preocupa que el consumo de leches vegetales te provoque incomodidades gástricas o te restrinja de algunos
nutrientes como el calcio y la proteína, puedes relajarte, quitarte esa idea de la mente y leer este artículo donde te
cuento por qué es mejor decirle que no a la leche de vaca y por qué no la incluimos en la filosofía Come Limpio.

¿Qué opciones de leches vegetales hay?

Realmente se puede obtener leche vegetal de cualquier grano o semilla o fruto seco o legumbre, ya que para
obtenerlas solo se les debe de agregar agua, tal vez algunas especias, batir la mezcla y colarla. En los
supermercados ya existen muchas opciones disponibles envasadas lo que las hace muy convenientes para muchas
personas.
El inconveniente de las leches vegetales previamente envasadas es que suelen contener saborizantes,
conservantes, emulsionantes y otros aditivos para utilizar la menor cantidad de semillas o nueces o el ingrediente
estrella, para que no sean tan caras y para que duren más, pero sin comprometer el sabor para que a la gente le
guste. Sabemos que los alimentos altamente procesados nos llenan de toxinas/productos químicos y esto a la larga
nos genera problemas de salud, por eso procura hacer tú tus propias leches vegetales en casa o, si vas a comprar la
del supermercado, elige la que no contenga azúcar añadido y lee los ingredientes para asegurarte de que tiene la
menor cantidad de aditivos posibles.

Aquí tienes algunas de las leches vegetales que encontrarás más comúnmente en el supermercado, con sus propiedades, ventajas y desventajas:

Tipo de leche vegetal

Características

 

Leche de almendra

 

Esta es una de las leches vegetales más comunes y es rica en vitaminas como la vitamina E y riboflavina, y minerales como el magnesio y el calcio. Conserva muchos de los nutrientes de las almendras, aunque al colarla se quedan parte de esos nutrientes en la cáscara.

 

Leche de anacardo / nuez de la India  

Esta leche es muy parecida a la leche de almendra, pero un poco más cremosa, ya que su contenido de grasa es un poco más alto. Aún así es una gran opción, pero de preferencia hecha en casa como todas.

 

Leche de coco  

Este tipo de leche normalmente es la grasa del coco rebajada con mucha agua. Para los amantes del coco es una buena opción por el sabor que da. En cuanto a composición es muy similar a las leches vegetales, pero procura consumir las que no tienen azúcar añadido.

 

Leche de hemp o cáñamo  

Esta leche también tiene un contenido nutricional similar al de otras nueces y semillas, pero tiene un mayor contenido de proteína. Tiene una textura cremosa y aún no es muy popular.

 

Leche de avena  

Esta es una buena opción ya que es muy barata, lo malo es que la cantidad de azúcar en esta leche es muy alta (incluso las que no tienen azúcar añadida). La avena tiene fibra naturalmente, lo que ayuda que los carbohidratos que contiene se absorban lentamente para dar nutrientes y energía de forma continua. El problema al hacer la leche de avena es que la fibra se elimina y esto hace que los azúcares se absorban más rápidamente. Es aconsejble no tomarla de forma diaria.

 

Leche de arroz  

Esta leche es muy similar a la leche de avena, contiene mucho azúcar nada de la fibra del arroz. Por lo tanto también es mejor dejarla para ocasiones especiales.

 

Leche de soja  

Este tipo de leche vegetal es la más utilizada porque su contenido nutricional es el más parecido al de la leche de vaca. Es la que más proteína contiene, por lo que es una buena opción para la gente que quiere subir de peso en una dieta basada en plantas. Debemos tener en cuenta que la mayor parte de la soja es transgénica, por lo que es importante que en caso de consumir este tipo de leche, ésta sea orgánica. También es importante tener en cuenta que la soja puede causar sensibilidad e inflamación en muchas personas, así que debes ver cómo te sienta a ti.

En definitiva, cualquiera de estas opciones es mejor que la leche de vaca para evitar los daños causados por
ésta. Cada leche vegetal va a tener un contenido nutricional similar al del grano del cual esté hecha. Las opciones
que nos aportarán más valor nutricional siempre serán las que se preparen de forma casera y sin azúcar añadido.
En este artículo te cuento cómo preparar una leche de almendras casera.

 

Bibliografía:
-Mclndoo H. The Best Plant-Based Milks. Environmental Nutrition. Jan 2015; 38(1): 5.
Domke F. Vegetarian and Vegan Products – Labelling and Definitions. European Food & Feed Law Review [serial on
the Internet]. (2018, Mar), [cited June 16, 2018]; 13(2): 102-107.

Si te ha gustado este post, te podría interesar...

4 Comentarios
  • Avatar
    Jeison
    Escrito a las 05:37h, 27 julio

    Gracias por tus excelentes recomendacines.

    • Comunicación CZ
      Comunicación CZ
      Escrito a las 15:07h, 08 agosto

      Gracias a ti Jeison por seguirnos 🙂

      Un abrazo

  • Avatar
    PILAR
    Escrito a las 15:38h, 27 julio

    Pero cual es preferible para consumir a diario?

    • Comunicación CZ
      Comunicación CZ
      Escrito a las 20:54h, 24 agosto

      ¡Hola Pilar!

      La leche de almendras es una muy buena opción, puedes buscar la receta en mi blog 🙂

      ¡Un abrazo!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies