SALUD DE LA TIROIDES, ¿QUE DEBEMOS SABER?

SALUD DE LA TIROIDES, ¿QUE DEBEMOS SABER?

Cada vez más aparecen casos de disfunción de la glándula tiroides. Y no dejo de creer en que toda anomalía física tiene una raíz psicosomática. La sociedad, en general, sufrimos cada vez más estrés, y sobretodo estrés emocional, enfrentamientos que nos disgustan, miedos a expresar quien realmente somos, palabras que quedan por decir y retenemos en la garganta…

Y de aquí, de la no liberación de esta mala energía es cuando aparecen los síntomas de que emocionalmente estamos bloqueados, y el cuerpo así nos lo comunica. ¿Cuál es la solución a la que recurrimos? Medicación. Siguiendo los protocolos y sin prestar atención a la verdadera causa. Nos es más fácil entender un razonamiento científico, como un desequilibrio de hormonas por la falta de cierto mineral, que comprender las emociones, algo impalpable pero que mueve nuestra realidad.

Dicho esto, en toda condición médica, los alimentos sí nos pueden echar un cable, y la salud tiroidea puede verse apoyada o perjudicada con el consumo de ciertos ingredientes. Si estás tomando medicación, si en tus últimas analíticas la T3 y T4 salieron desajustadas, o alguien de la familia sufre hipotiroidismo, puede que te interese lo que tengo por contarte: puede que al ser diagnosticado con tiroides te dieran directamente medicación, y pensaste que era la salvación, recuperaste tus niveles de energía, rebajaste peso, volviste a ir bien al baño y tu pelo volvió a relucir. Esto si tuviste suerte, si no, es posible que siguieras sintiéndote cansado, malhumorado y con estreñimiento y que los cafés con 3 cucharadas de azúcar fueran tu chute para pasar el día. Así hasta que alguien te introdujo al mundo de los zumos y batidos verdes, elixires hechos con kale, espinacas, pepino, jengibre y limón que te devolvieron la energía, y que desde entonces se han convertido en tus mejores amigos.

Pero seguiste leyendo acerca del tema “alimentos y tiroides” en diferentes blogs y viste: no consumas vegetales crucíferos crudos si tienes hipotiroidismo. ¡¿Cómo?! Justo lo que estabas usando como ingredientes en tus batidos verdes y que te ayudaron a sentirte con más vitalidad que nunca… ¿Son malos? Pero sigues leyendo y ves que el brócoli, las espinacas y las hojas de kale son buenas para incrementar los niveles de glutatión que precisamente equilibra la función tiroidea. Ahora si que estás totalmente confundido… Llega un punto que no sabes a quien leer ni escuchar y tranquila, te entiendo, aún y siendo nutricionista y estar en continua formación he pasado por muchas fases y opiniones a cerca de este mismo tema, así que déjame compartir las conclusiones a las que he llegado, y si resuenan contigo, te animo a que las pongas en práctica.

Alimentos para mejorar tu función tiroides:

1. Vegetales Crucíferos

Consúmelos crudos, cocinados o en zumo. Sé que te han dicho que no los consumas en crudo e incluso yo también he hecho esta recomendación a mis pacientes con hipotiroidismo, pero no te llama la atención que el alimento vegetal más rico en fito nutrientes anti-cancerígenos inhiba la función tiroidea? Esto me hizo pensar y querer buscar la razón por la cual se señala como culpables a estos vegetales tan nutritivos. Lo que encontré tras leer varios artículos científicos es que a medianos del siglo XX, algunos científicos se cuestionaron si ciertos alimentos tendrían propiedades goitrogénicas, que quiere decir que tienen la habilidad de provocar bocio  porque ralentizan la función de la tiroides.

Los alimentos crucíferos fueron acusados debido a que sus glucosinolatos (justamente los fito nutrientes que tienen propiedades protectoras contra el cáncer) podrían inhibir la absorción del iodo. ¿PODRÍAN?. Si esta es la razón nos estamos perdiendo un sinfín de beneficios que los vegetales crucíferos nos pueden ofrecer, así que lo que debemos hacer es asegurarnos de que ingerimos suficientes niveles de yodo con el resto de alimentos.

La gran mayoría de estudios en humanos apoya el consumo de crucíferos para prevenir el cáncer de tiroides y los que dicen lo contrario son muy limitados. Cada vez que un alimento vegetal se pone entre dicho, cuestiónalo, haz tu propia investigación y después crea tu opinión.

2. Nueces de Brasil.

Son la fuente más rica de selenio que podemos incluir en nuestra alimentación. El selenio es un mineral esencial para convertir la tiroxina a su forma activa T3. A veces, personas que padecen de Hashimoto se les recomiendo evitar el selenio, pero realmente necesitamos selenio para la producción de glutatión y reducir los anticuerpos tiroideos. Te recomiendo tomar entre 2-3 nueces de Brasil a diario.

3. Algas Marinas.

Las algas marinas son muy ricas en yodo. El yodo se adhiere a la tirosina (un aminoácido) para formar tiroxina. Si no tenemos suficientes niveles de yodo nos veremos limitados en la producción de hormonas tiroideas y con eso desequilibrar la función de la glándula tiroides.

Mi recomendación es incluir copos de alga dulce en tus ensaladas o cremas vegetales, preparar wraps con láminas de nori rellenos de aguacate, brotes, espinacas y tiritas de pimiento rojo, y come wakame con las sopas miso o para enriquecer tus potajes.

Si te estás medicando, debes evitarlas debido a su probable interacción con el agente activo.

4. Hierba de Trigo o Clorofila

Después de tu agua tibia con limón y antes de prepararte el zumo verde, tómate un chupito de clorofila o hierba de trigo (wheatgrass). Esto te ayudará a subir tus niveles de energía y a eliminar los metales pesados que pueden estar inhibiendo tu función tiroidea.

5. Maca.

Te ayuda a reequilibrar el hipotálamo y la glándula pituitaria, encargada de liberar TRH y TSH. Estas hormonas regulan los niveles de tiroxina. La maca también contiene zinc, vitaminas del grupo B y hierro, elementos necesarios para un optimo estado de la tiroides.

6. No gluten.

Si tienes Hashimoto evita el gluten ya que puede iniciar la producción de anticuerpos tiroideos. Los niveles de TPO (anticuerpos de la tiroides) pueden bajar drásticamente tan solo eliminando esta sustancia de la dieta.

7. No proteína de soja aislada

Aun se discute los efectos de productos enteros y fermentados que provienen de la soja como el miso o tempeh, pero lo que si que tenemos claro es que los productos hechos a base de proteína de soja aislada se deben evitar. Esto quiere decir nada de alimentos procesados como el queso de soja, los yogures de soja, las barritas energéticas con proteína de soja. las hamburguesas y carnes falsas a base de soja texturizada.

Come Limpio y de forma inteligente y consciente, toma los suplementos correctos, controla tus niveles de estrés y expresa todo lo que sientas. Comunícate y tendrás la habilidad de revertir potencialmente tu condición tiroides.

Si te ha gustado este post, te podría interesar...

Sin comentarios todavía.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies