SOMOS LO QUE COMEMOS, PENSAMOS Y VIVIMOS, así que visualiza cómo quieres ser, cómo te quieres sentir, cómo quieres vivir… yo estoy aquí para guiarte a crear armonía y encontrar la mejor receta en cada uno de tus platos.

Todos nos alimentamos. No importa la edad, el sexo, la condición o filosofía de vida que tengamos. Igual que entendemos que el coche necesita gasolina para funcionar, y que cuando la gasolina es más pura y mayor cuidado hacemos de él, el coche funciona mejor, debemos entender que lo mismo pasa con nuestro cuerpo. Somos un saco andante de billones de células, todas construidas con los nutrientes de los alimentos que comemos, los pensamientos que tenemos y las emociones que experimentamos.

Firma Carla Zaplana