«Zumos vs Batidos Verdes»

«Zumos vs Batidos Verdes»

¿Zumos o Batidos, cuál es mejor? Esta es una de las preguntas más frecuentes que recibo, y continuando con el tema del post de la semana pasada “Zumos Verdes, Que beneficios nos aportan?”  Hoy os quiero compartir la diferencia entre Zumo o Batido junto con una rica y nutritiva receta.

 

En mi cocina llegaron primero los zumos verdes, y desde entonces les he sido fiel e incondicional, y más tarde llegaron los batidos, una nueva adquisición que convive perfectamente en armonía con mi primer hábito. Ahora me preparo uno u otro indistintamente o me preparo uno y otro a lo largo del día, una para el desayuno y otro para media tarde, todo depende de cómo me sienta y lo que me apetezca en ese momento. y esta creo que es la mejor actitud. Lo bueno, es que en casa siempre hay los ingredientes que necesito para lo que sea que quiera prepararme.

Hay quien usa la palabra “zumo” indistintamente para referirse a un batido o a un zumo propiamente dicho, pero la verdad es que sí hay diferencias entre ellos. ¿Cuál será mejor para ti? Todo dependerá de cual sea tu objetivo, pero a continuación os presento sus diferencias principales.

 

LOS ZUMOS

  • Extraen el líquido de las frutas y verduras, y es una inyección concentrada de nutrientes en sangre encuestión de minutos, no necesitan ser digeridos como la fruta y vegetales enteros. En 10 minutos el zumo que tenemos en el vaso pasa a nuestra sangre. ¡Casi casi podríamos decir que se trata de una “transfusión sanguínea”!
  • Sus nutrientes son altamente absorbibles, prácticamente del 100%, pues se trata de un líquido, prácticamente se elimina toda la fibra insoluble y solo contiene pequeñas cantidades de fibra soluble.¡Ep! ¡No te asustes! Aun y su aporte mínimo de fibra, también nos ayuda a regular el tránsito intestinaldebido a su efecto depurativo en el aparato digestivo, además, como vamos a seguir una alimentaciónlimpia, encontraremos suficiente cantidad de fibra en el resto de nuestras comidas.
  • Le dan un respiro a nuestro sistema digestivo, pues no requieren de digestión. Y cuando nuestro estómago e intestinos no están trabajando en hacer la digestión, están enfocando su energía en seguir depurando el cuerpo.
  • ¡Piensa en la cantidad de vegetales que puedes tomar en un solo zumo! De media, en un zumos verde de unos 500ml tenemos unas 7-8 raciones de frutas y verduras (que no es lo mismo que número de unidades de verduras o frutas), cubriendo las “5 al día” y acercándonos a las 10-13 que realmente necesita nuestro cuerpo para combatir la exposición a radicales libres endógenos (los que nuestro propio cuerpo produce de la combustión de los alimentos) y toxinas externas. Por más “freakies” que seamos de lo verde, comerse tanta cantidad diaria de vegetal con el tenedor nos va a suponer tiempo y mucho trabajo de mandíbula.
  • Los zumos se preparan o bien con una licuadora o , si consideramos la calidad de producto resultante,usaremos una extractor de prensado en frío o “cold-press”. Estos electrodomésticos separan el zumo de la pulpa/fibra de los vegetales, dejándonos una bebida prácticamente líquida, aunque algunos extractores cold-press dejan pasar pequeños grumitos. ¡De hecho a mi gusto, resultan más auténticos!
  • Si tienes el hábito de prepararte zumos verdes adiario, recomiendo, sin duda, usar una cold-press, no solamente hay una diferencia en el sabor sino que extrae el zumo lentamente de los vegetales, masticándolos y aprovechando al máximo su contenido en líquido. Además al ir a poquitas revoluciones (entre 45-70 rpm.) la temperatura del electrodoméstico no sube, conservando así las vitaminas y enzimas del zumo, y además tampoco da cabida a que entre en contacto con mucho aire (oxígeno que oxidaría nuestro zumo). Es una inversión inicial considerable, pues su precio nos puede resultar elevado pero a la larga se amortiza por su durabilidad y porque necesitamos menor cantidad de producto para llenar el mismo vaso si lo comparamos con una licuadora convencional (de centrifugación).
  • Un zumo será la primera parte de nuestro desayuno y no lo consideraremos una comida completa ya que no nos aporta suficientes proteínas, grasas ni fibra.Normalmente con un zumo no tendremos suficiente para satisfacer nuestro apetito y lo acompañaremos con un desayuno saludable (¡Cómo no!), para seguir con la tónica. Un desayuno libre de lácteos y libre de gluten, lo que hará que las digestiones sean más ligeras y evitar reacciones adversas o intolerancias si somos sensibles a estos ingredientes. Opciones de desayuno healthy podrían ser las gachas de avena, los puddings de chía o tostaditas de trigo sarraceno con aguacate, tomate y brotes de girasol 😉 (podéis encontrar las recetas en mi canal de Youtube y en mi libro “Superfoods” y algunas en mi blog).

 

LOS BATIDOS

  • Se preparan con un batidora donde ponemos todos los ingredientes en el vaso y se tritura y mezcla todo. No se descarta la fibra y se aprovecha todo del vegetal o fruta. · La textura de la bebida es más densa y espesa que el zumo debido a su elevado contenido en fibra.
  • La textura de la bebida es más densa y espesa que el zumo debido a su elevado contenido en fibra. El el proceso de trituración esta fibra se rompe y es mucho más fácil de procesar (no digerir, porque las fibras no se absorben) dentro del sistema digestivo que cuando consumimos las frutas y vegetales enteros. La fibra es un elemento importante en nuestra alimentación, y en muchas dietas que aún no siguen una filosofía COME LIMPIO, añadir un batido les ayudará a llegar a la recomendación diaria (25gr mujeres / 38gr hombres). Ésta nos ayuda a mantenernos saciados, regular el tránsito intestinal y será alimento para nuestra buena flora bacteriana.La fibra nos ayudará a regular los niveles de azúcar y colesterol en sangre capturando algunas de suspartículas, ralentizando su absorción y expulsándolo del cuerpo respectivamente, pero también sucederá algo parecido con algunos micronutrientes. Su absorción no será tan inmediata y no se aprovecharan todos sus nutrientes al 100% como en los zumos. Los batidos, aunque ya están pre-digeridos, pues se trata de una bebida triturada, sí requieren digestión, y les tomará unos 20-30 minutos a ser completamente absorbidos.
  • El tipo de batidora que utilizaremos si que hará una diferencia. Cuando más potente sea, más homogéneo será el batido (no se separará en capas), menos grumitos o más pequeños, y menor tiempo de trituración (con lo que no se calentará la bebida).
  • En los batidos podemos usar ingredientes que nunca pondríamos en un extractor de zumos, como los plátanos, mango, aguacate y dátiles, por su cremosidad y porque poco líquido les sacaríamos.
  • Un batido puede ser un desayuno completo. Según la receta, hay batidos que son densamente nutritivos, nos aportan una buena dosis de calorías, azúcares naturales, grasas insaturadas, proteínas vegetales y  fibra, además de todos los micronutrientes de sus frutas y verduras.

NOTA: A las personas con colon irritable, con enfermedad de Chron, alteraciones gastrointestinales o simplemente aquellos que no estén acostumbrados a tomar grandes cantidades de vegetales y menos en crudo, les puede resultar agresivo para la mucosa intestinal tomar un batido. Es aconsejable iniciarse a las bebidas verdes con un zumo y poquito a poco probar los batidos, una vez nuestro sistema digestivo se haya sanado. Para aquellas personas que quieran un efecto depurativo mayor o que su objetivo sea sanarse de alguna condición médica, los zumos ofrecerán la mayor cantidad de beneficios nutricionales de una forma suave y muy fácil de absorber.

Aquí os comparto con mucho amor esta deliciosa receta de uno de mis zumos:

 

 

ANTIINFLAMATORY ORANGE MORNING
1 POMELO ROSADO
5 ZANAHORIAS
1 TROCITO DE RAíZ DE CúRCUMA
1 TROCITO DE RAíZ DE JENGIBRE
OPCIONAL: 1 CUCHARADITA DE POLEN DE ABEJA

 

Si te ha gustado este post, te podría interesar...

13 Comentarios

Los comentarios están cerrados.